jueves, 29 de junio de 2017

Reseña: Todas Mis Heridas.


«Una historia increíblemente emotiva sobre el significado de crecer y seguir adelante cuando tu cuerpo es tu mayor enemigo».


Título:Todas mis heridas
Autor: Kathleen Glasgow
Editorial: Montena
ISBN: 9788490436516
Páginas: 448
Precio: 16.95€



Sinopsis.

Charlie está destrozada. Con solo diecisiete años, ha perdido ya mucho más de lo que la mayoría de las personas llega a perder a lo largo de toda su vida. Mientras el resto de las chicas de su edad solo se preocupan por banalidades, Charlie ha tenido que madurar repentinamente y aprender a olvidar. Pero olvidar no es fácil, y ella solo sabe hacerlo autolesionándose. Cada nueva herida, golpe o corte la ayudarán a borrar de su mente lo que pasó con su padre, su mejor amiga y su madre.Y cuando Charlie se ve obligada a abandonar el centro de rehabilitación en el que lucha por sobrevivir, se encuentra sola en un viaje inimaginable, un largo trayecto que ha de permitirle curar todas sus heridas.


Reseña.

Charlie nuestra protagonista, una chica de apenas diecisiete años que ha tenido una vida muy complicada, ha presenciado la muerte de muchos seres queridos, y su única salida para canalizar el dolor tanto físico como emocional que siente es autolesionandose por todo su cuerpo. Desde el suicidio de su padre, su madre dejó de ser la que era, y cada vez que tenía ocasión no dudaba en maltratarla. Solo encontraba refugio en Ellis, la chica nueva que llegó a su instituto y que se atrevió a conocerla y quererla dejando a un lado las apariencias, poco a poco se convirtió en su mejor amiga. Sin embargo cuando Ellis fue abandonada por su novio, la única salida que encontró al dolor fue dejarse llevar y cortarse las venas, cuyo acto le arrebató la vida. En ese momento charlie ya se encuentra en un mundo de autolesiones, viviendo con otros chicos como ella, en una casa la cual denomina como la casa de los horrores. Frank es el dueño de esa casa, un hombre que les proporciona drogas y alcohol y que trata con sus cuerpos. Toda esta situación lleva a nuestra protagonista a ingresar en un centro de rehabilitación, sin embargo la estancia de Charlie en este centro tiene los días contados, y se encuentra al comienzo de un camino que tiene que emprender sola, con un montón de recuerdos y dolor a cuestas. Con Charlie viviremos en primera persona la historia de una vida dura, dolorosa, triste y cruel que ha hecho a la protagonista madurar. Cuando sale del centro de rehabilitación, Mikey es su único apoyo, un viejo amigo que le ayuda mucho pero que también le pone muchos impedimentos a la hora de seguir su vida normal. A pesar de la gran decepción, Charlie decide luchar por su vida y no recaer en la autolesión, y a pesar de que su vida pasada la sigue atormentando consigue un trabajo como lavaplatos en un garito de mala muerte donde conoce a Riley, una figura muy importante en el desarrollo de la novela y un punto clave en la vida de Charlie. Como personajes secundarios tenemos a los compañeros de Charlie en su lugar de trabajo, la hermana de Riley, y sus compañeras y psicóloga del centro de rehabilitación, con las que se mantiene en contacto mediante correo electrónico. Lo bueno y lo malo de esta novela es que tiene muchos personajes secundarios, y a pesar de que todos son necesarios para Charlie, es cierto que nos pueden liar un poco sobre todo al comienzo de la historia ya que no estamos acostumbrados a ellos. Todos en mayor o menor medida, la van comprendiendo dado que todos han tenido un vida difícil. La narrativa de esta historia es impecable, está llena de detalles y trata temas como drogas, alcohol y la autolesión con una facilidad y normalidad increíbles. La historia está divida en tres partes: la primera parte se basa en la vida de Charlie en el centro de rehabilitación, donde nos da a conocer su vida pasada y entendemos por qué Charlie tiene tanto dolor interior que necesita exteriorizar con muchos cortes que proporciona a su cuerpo. La segunda parte, y la más larga, comprende el gran camino que Charlie abarca desde que sale del centro de rehabilitación hasta que se adapta a su nueva vida, con nuevas personas y nuevos momentos. Y la tercera, es el desenlace, donde tenemos un cambio de actitud por parte de la protagonista y vemos a una Charlie completamente diferente que al principio. "Todas mis heridas" trata una novela dividida en tres partes o tres capítulos largos, a cada cual más interesante. En definitiva, una novela que te removerá por dentro desde su primera página y que no podrás soltar hasta terminar.

«Cortarse es una valla que construyes alrededor de tu propio cuerpo para mantener fuera a los demás, pero luego pides a gritos que te acaricien y resulta que la valla es de alambre de espino».

7 comentarios:

  1. No me llama demasiado el libro, pero tu reseña me ha gustado mucho.
    Un beso ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte, y leerla, estoy tratando de traer diferentes temáticas de libros e historias y que no sea todo puro amor, quizá otro libro reseñado te guste más!😊

      Eliminar
  2. Fantástico el blog, y fantástica la redactora.Enhorabuena...

    ResponderEliminar
  3. No conocía este libro y promete una lectura dura, que si no cae en efectismos puede ser interesante. Muchas gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si una lectura dura y bonita a la vez merece muchísimo la pena, gracias a ti por dedicarle parte de tu tiempo a la reseña^^

      Eliminar
  4. Hola! hace tiempo que veo como todo el mundo lee este libro y siempre me pregunté de que trataba, ahora que lo sé, aunque me pone muy nerviosa el tema de las autolesiones, tengo ganas de leerlo, definitivamente se me lo encuentro por ahí pensaré en comprarlo... además aunque suene superficial: la portada es muy bonita! jajaja en fin gracias por pasarte por mi blog y por esta reseña! te dejo un beso!

    ResponderEliminar